Posts Tagged ‘animales’

Foto Foto 10º Aniversario “El Laboratorio”

1 Comment

¡”El Laboratorio” cumple 10 años! ¡Felicidades a una de las agencias más importantes del país! Para su cumpleaños nos hicieron un encargo muy especial, habían visto Reflexiones Animales y querían que su foto conmemorativa fuera parte de la serie. Construimos todo el escenario pieza a pieza basándonos en su imagen ,encontramos piezas en miniaturistas de España y EE.UU, y después de mucha paciencia con los ratoncitos este es el resultado final.

Cómo dicen en las películas “Ningún ratón fue maltratado durante la producción de esta fotografía”

¡Cumpleaños feliz y a seguir creciendo!

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Foto Carrusel Club de Creativos

0 Comments

Algunas fotos de Eva Díez se pueden ver en el carrusel de la página web del Club de Creativos. La cabecera del sitio reúne el trabajo de artistas españoles de todos los ámbitos, entre ellos estos días está la foto de la lechuza, a ver si la encontráis!

 

Tags: , , , , , ,

Making of Making of Reflexiones Animales #9 – Lechuza

0 Comments

Aquí puedes ver la fotografía final

Tags: , , , , , , , , ,

Foto Reflexiones animales #4: La Cuarta Dimensión

0 Comments

4º entrega de Reflexiones Animales en el número 15 de Yorokobu.

Texto y Foto: Verve

La Cuarta dimensión

Tengo varias dudas de difícil solución. No son incógnitas que afecten definitivamente a la vida en el planeta, pero no por ello deben considerarse banalidades. La primera y más importante es respecto al mundo exterior. ¿Quiénes son esos seres que asoman su cara esporádicamente en mi horizonte? Los hay pequeños y grandes; miran, sonríen y dan unos molestísimos golpecitos para, imagino, llamar mi atención.
Resulta difícil de comprender que necesiten dar golpes en el cristal para asegurarse de que los veo, teniendo en cuenta que ocupan un 50% de mi campo visual; la otra mitad la ocupan esos extraños cuadros que parecen explicar alguna relación entre los seres mencionados y nosotros, los peces.
Al margen de la procedencia de estos alienígenas, debo estar agradecido a uno, gordo, que viene por las mañanas y espolvorea deliciosa comida en escamas con sabores, mi preferida es una con sabor a Lenguado Meunier -nada preocupante sabiendo que el canibalismo está plenamente aceptado en nuestra especie-.
La segunda es una cuestión física que en alguna ocasión me explicaron pero no consigo recordar, lo normal en un pez. Es una duda que me asalta cada mañana: ¿Cómo saber cuándo está llena la bañera?
En alguna ocasión he reflexionado sobre este concepto llegando a plantear la posibilidad de una cuarta dimensión que escapa a nuestro entendimiento pero percibimos intuitivamente. “Bob Esponja: atrapado en el congelador”, una de las obras maestras de nuestro cine, provocó mi primera reflexión al respecto con la escena de la inundación de la casa de Patricio Estrella ¿en el fondo del mar?

-Eso se hace por ordenador- arguyó un amigo cinéfilo que encuentra de esa forma explicación a todo aquello que no comprende; pero yo sé que no, que hay más allá, que somos algo más que espinas y escamas: tenemos alma, capacidad de raciocinio,sentimos, evolucionamos…

-No, amigo, no- respondí. -En esa cuarta dimensión quizá hallemos el sentido de la vida. Si no es así, puede que, por lo menos , encontremos una forma de decirle al gordo de las escamas que ponga algunas más de las verdes sabor “Vieiras sobre parmentier de trufa”-.

Tags: , , , , , , , , , , ,

Foto Reflexiones animales – El gato que tenía un plan

0 Comments

Hemos empezado a colaborar en la versión impresa de Yorokobu con una serie de artículos titulada “Reflexiones Animales” que podréis ver desde el número de este mes en adelante. Los artículos se componen de una fotografía de Eva Díez y un texto de Santiago Romero sobre las costumbres e intimidades menos conocidas de los animales.

Texto y Foto: Verve

El gato que tenía un plan

Varias semanas aguardando y ni un movimiento, ni una leve señal que me lleve a pensar que ese roedor tiene intención alguna de salir.
Sabe que estoy aquí, me huele, escucha mis latidos con su fino oído.
Pero yo no soy un simple gato, un estereotipo publicitario que roza el lomo por la pierna de su amo en señal de agradecimiento por la lata de friskies. Yo soy mucho más que eso: soy un gato con un plan.
Si los gatos, por naturaleza, somos astutos , pacientes, metódicos, simbolizamos la eficacia, rentabilizamos cada mínimo movimiento muscular en aras del éxito en el difícil arte de la caza, los gatos con un plan somos una categoría superior de felino, somos casi humanos, aunque no estoy m uy seguro de que eso sea necesariamente bueno.
Tengo un plan, he dicho: miraré fijamente al queso, sin parpadear, sin respirar, congelando mis bigotes, deteniendo mi metabolismo para pasar desapercibido.
Aquí estoy.
Quieto.
Creo que dejaré de pensar durante unos minutos por si mi actividad cerebral estuviese, de algún modo, alertándole.
….
¿Qué clase de queso es este? Parece Emmental. Un gato amigo tenía la costumbre de repetir siempre el mismo chiste. Cuando alguien nombraba esta clase de queso el respondía sistemáticamente: “mi querido Watson”. Ya no lo dice porque le atropelló una furgoneta de reparto.
El caso es que no tiene mal aspecto este queso. Es un pedacito comprado expresamente para tender esta trampa. Quizás ha sido un gasto superfluo y hubiera bastado cualquier resto maloliente rescatado de un cubo del vecindario, e incluso es probable que a la presunta víctima le hubiera resultado más tentador. Pero no acostumbro a escrutar la basura ajena, soy de raza persa, los gastos de mi clase debemos respetar el protocolo.
Está tardando. Echaré un vistazo para cerciorarme de que el dispositivo está correctamente armado y orientado, el olor del queso debe llegar a casa de Mickey y atraerlo hasta su fatal destino.
Mmm… huele bien. ¿No debería gustarme? Quiero decir, gato es a ratón como ratón es a queso. El caso es que en ningún lugar está escrito que no podamos saltarnos un paso. Creo que lo probaré , nadie tiene por qué saberlo, estoy solo en casa. ¿Quién no tiene algún secreto? Será una esquinita, apenas un mordisquito, una cata minúscula para satisfacer mi natural curiosidad, un trocito nada más…
¡¡CLAC!! ¡La madre que me…!
¡Y ahora mira quién sale!
– ¿Gue pada datón de miedda? ¿dunca had vidto un gato con uda datoneda en da dengua?

Tags: , , , , , , , ,